Skip to main content

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador quiere acabar con los automóviles  “irregulares” en México, conocidos como “chocolate” y buscará regularizarlos.

“Les adelanto, sí me da tiempo: el fin de semana voy a firmar un acuerdo para regularizar los carros que ya están en México, carros irregulares se van a regularizar porque se usan a veces para cometer ilícitos y no hay un registro”.

Según sus palabras, van a regularizar todos y se dará un permiso y después se les va a reconocer la posesión del vehículo.

“Van a pagar una cantidad no excesiva, justa, porque también hay mucha gente que utiliza esos carros porque no tiene para comprar un carro de agencia y con esos carros llevan a sus hijos a la escuela y llevan a cabo sus actividades”.

El Presidente explicó que se realizará un registro,  una inscripción de todos esos carros.

”Van pagar un derecho, una contribución, va a ser una aportación y ese recurso se le va a dejar a los estados para que lo utilicen precisamente en mejorar las calles, ahora sí que va a estar etiquetado para que no haya baches, todo lo que se obtenga”

El programa comenzará con los siete estados fronterizos “ y después vamos a ir viendo otros mecanismos para el resto de los estados”, finalizó AMLO.

Se estima, que en México existen alrededor de 18 millones de vehículos irregulares.

Pero hay un problema.

La regulación implicaría una caída de hasta el 39 % en las ventas del mercado nacional, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA).

Esto, sin contar con el impacto ecológico que van a provocar autos viejos y en mal estado.

Vicente Gutiérrez